sábado, 26 de mayo de 2012

El Señor de las virtudes les dará palabra y fuerza para obtener gloriosos despojos de sus enemigos

Paloma en vuelo - Descargada de google - Fotografía de Ethridge que agradecemos
Continuamos publicando el texto del Tratado de la Verdadera devoción, traducido del francés

58. Serán verdaderos apóstoles de los últimos tiempos, a quienes el Señor de las virtudes dará la palabra y la fuerza para obrar maravillas y obtener gloriosos despojos de sus enemigos; dormirán sin oro ni plata y, lo que es más, sin cuidado, en medio de los otros sacerdotes, eclesiásticos y clérigos, inter medios cleros 2); sin embargo, tendrán las alas plateadas de la paloma para ir, con la pura intención de la gloria de Dios y de la salvación de las almas, a donde el Espíritu Santo los llame, y no dejarán tras de sí, en los lugares donde predicarán, más que el oro de la caridad que es el cumplimiento de toda la ley 3).

2) Ps. LXVII, 14
3) Rom., XIII, 10

Comentario
El grandioso salmo 67 inspiró a San Luis María parte de este texto, que reaparece con destaque en su sublime Oración Abrasada (Prière embrasée). Para ampliar horizontes, entre las muchas cuestiones que plantean textos de esta naturaleza, nos preguntamos si debe interpretarse aquí que los apóstoles de los últimos tiempos serán “sacerdotes, eclesiásticos y clérigos” stricto sensu, o si puede tratarse de apóstoles que no hayan recibido el Orden Sagrado ni pertenezcan al Clero.


Un ejemplo. La dedicación al bien común es el fundamento del concepto católico de nobleza, clase social que, en una civilización cristiana (o procediendo conforme las tradiciones de una civilización cristiana en una sociedad neo-pagana como la actual), se sacrifica por estado para el bien común espiritual y temporal de la nación. A esto lo caracterizó el Papa Benedicto XV como “sacerdocio de la nobleza” (cf. Plinio Corrêa de Oliveira, “Nobleza y élites tradicionales análogas”, ver sitio ARISTOCRACIA Y SOCIEDAD ORGANICA http://aristocraciacatolica.blogspot.com/ ).


Es claro que el Pontífice no se refería al Orden Sagrado sino a la misión perenne de una clase social, la Nobleza, perteneciente al orden temporal, distinta del Clero, que presenta una analogía con el sacerdocio.


Así, nos parece que este pasaje del Tratado no significa que los apóstoles de los últimos tiempos provengan necesariamente de las filas del Clero, y menos aún que deban ser sacerdotes -el propio San Francisco de Asís (¡!), pilar de la Iglesia medieval, padre espiritual de infinidad de sacerdotes, no lo fue, por razones de vocación.


El panorama se enriquece si intentamos analizar un poco el salmo 67, cuya traducción (del texto de la Vulgata -obviamente-, que utilizaban San Luis María y todos los autores católicos pre-conciliares), en la edición que tenemos a la vista, da la siguiente versión: “14. Cuando dormiréis en medio de peligros*, sereis como alas de paloma, plateadas, cuyas plumas por la espalda echan brillos de oro*.”


Tal edición de la Vulgata, cuyo autor es Mons. Félix Torres Amat, que la tradujo al castellano, da una segunda versión, alternativa, de este pasaje, muy interesante: “O también: sereis bellos como la paloma de plumas plateadas; de la cual la extremidad de la espalda tiene la brillante amarillez del oro”.
Agrega Mons. Torres Amat otras consideraciones sobre este salmo que prevé y canta la victoria de los buenos y la derrota de los malos en una lucha monumental: “(nota) 14: Siempre saldreis triunfantes”. Y citando la versión de los Setenta, añade: “sabe que a la vuelta, con el botín a las espaldas, sereis semejantes a una paloma, cuyas alas están cubiertas de plata y matizadas de oro. Se advierte aquí un apóstrofe, en que se inspira valor al soldado para arrostrar los peligros y sufrir las incomodidades de la guerra con la esperanza del premio: y en sentido místico, inspira a los fieles fortaleza y resignación en los trabajos de esta vida mortal a vista de la felicidad que nos promete la fe en la eterna” (“Sagrada Biblia – Texto de la edición impresa en 1884 traducida de la Vulgata Latina al español – Aclarado el sentido de algunos lugares con la luz que dan los textos originales hebreo y griego, e ilustrada con varias notas sacadas de los Santos Padres y Expositores Sagrados por el Ilmo. Don Félix Torres Amat”, ed. Cultural S.A., Salmo LVII: “Prodigiosos beneficios hechos por el Señor a su pueblo, figura de los que había de hacer para formar su nueva Iglesia”, comentario al vers. 14, pp. 527-8).

En conclusión, salvo mejor opinión, los apóstoles de los últimos tiempos no serán necesariamente sacerdotes sino hombres llamados a la vocación especial de combatir la obra del demonio y sus secuaces, la Revolución gnóstica e igualitaria (ver artículos sobre San Luis María, el Tratado y Revolución y Contra-Revolución basados en la Introducción a la edición argentina de esta obra, del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, en este sitio, abril de 2012 http://ipsaconteret.blogspot.com.ar/2012/04/clarinada-profetica-el-reino-de-maria.html ). El ítem 59, que publicaremos próximamente, aporta más elementos de esta visión profética de San Luis María de los Apóstoles de los Ultimos Tiempos.




Foto del Sr. David Gilford, a quien agradecemos esta excelente paloma con las alas desplegadas que simboliza facetas de los apóstoles de los últimos tiempos - Descargada de google